Français            English             Deutsch
Inicio   Circuitos   Productos   Galería   Encontrémonos
 
 

QUINTANA ROO

ZONA ARQUEOLÓGICA
DE COBÁ

 Imprima ésta página

 
 

Cobá, hermosa y misteriosa, fue una ciudad del Imperio Maya localizada al sureste de México, en el territorio que hoy ocupa el Estado de Quintana Roo, unos noventa kilómetros al este de Chichén-Itzá y unos cuarenta al noroeste de Tulum. Su nombre en maya significa el “lugar de agua turbia” o “agua revuelta por el viento”, nombre derivado por los cinco lagos en la vecindad, y es uno de los sitios arqueológicos mayas más viejos en la península de Yucatán. Algunos textos coloniales lo mencionan como Kinchil Cobá, en alusión al dios solar maya.

En su apogeo, Cobá tuvo una población de unos 50.000 habitantes y una extensión de ochenta kilómetros cuadrados. La mayor parte de la ciudad fue construida a mediados del período clásico de la civilización maya, entre los años 500 y 900 de nuestra era y poseía varios templos entre los cuales sobrevive la pirámide del Nohoch Mul de 42 metros de altura. La mayor parte de las inscripciones datan del siglo VII y numerosas evidencias indican que la construcción y reparación de los edificios continuó hasta el siglo XIV y muy probablemente hasta la llegada de los primeros conquistadores españoles.

Aunque Cobá empezó a ser habitado desde 200 a.c., su notable crecimiento demográfico, social y político sucedió a partir de 100 d.c. hasta convertirse en una de las ciudades más grandes y poderosas del norte de Yucatán. Entre los años 200 y 600 d.c., Cobá ejerció control sobre este territorio, dominando el norte del actual Estado de Quintana Roo como ruta de intercambio comercial, incluyendo el puerto de Xel-Há. Esta estructura de poder cambió con la aparición de Chichén-Itzá en el panorama sociopolítico de la península, obligando a Cobá a reconformar sus dominios territoriales y en el año 1000 d.c. perdió su importancia política. Su tamaño sólo se puede comparar con el de su enemigo Chichén-Itzá.

Cobá fue una ciudad próspera alrededor de los años 600 d.c., aunque a esa fecha ya había sido poblada por casi mil años. Es más similar a Tikal en Guatemala que a sus vecinos mayas, y las pinturas narrando la presencia de la realeza femenina de Tikal en varias steles encontradas en el sito han llevado a la especulación de que hubo por lo menos una unión a través de un matrimonio entre las dos ciudades.

Una red de 45 caminos (sacbés) comunica a los conjuntos arquitectónicos entre sí y con otras comunidades que alguna vez estuvieron bajo su dominio. Incluido en este complejo sistema, hay un camino de 100 Km. que une al sitio arqueológico de Cobá con el de Yaxuná en Yucatán. Cada sacbé fue construido con piedras de una altura de uno a dos metros y después cubiertas con mortero blanco. Su propósito aun es desconocido ya que esta civilización no tenía ningún tipo de transportación con ruedas y aun no habían conocido los caballos, pero se pudieron haber construido para las procesiones y los peregrinajes religiosos.

Varios pequeños lagos próximos a la zona hicieron de Cobá una rareza entre sitios mayas: Una ciudad con agua abundante. Dado que otras localizaciones se construyeron y perecieron con sus abastecimientos de agua, estos lagos sin ninguna duda contribuyeron a la importancia y longevidad que la ciudad alcanzó.

Si bien es cierto que la ciudad nunca quedó en el olvido, la mayor parte de los estudios arqueológicos de la zona no se realizaron sino hasta principios del siglo XX por la dificultad que imponía la selva para llegar al lugar. En 1972 el Instituto Nacional de Antropología e Historia comenzó a desarrollar la zona y construir accesos para investigadores y visitantes. Actualmente sus ruinas son una de las principales atracciones turísticas de la región.

Los grupos más importantes son: El Grupo de Cobá, incluyendo la Pirámide “Iglesia” y el recientemente restaurado grupo de Nohoch Mul, cuyo nombre significa "montículo grande". Se piensa que existen más de 6,000 estructuras enterradas en la densa selva y en los alrededores del sitio arqueológico de Cobá, ruinas Mayas que son el ejemplo clásico de la supremacía Maya, durante el primer milenio en Mesoamérica.

El primer grupo de estructuras (Grupo Cobá) se puede observar desde la entrada. Aquí está la Iglesia, una pirámide de más de 65 pies (20 m) de alto y la segunda estructura en tamaño en Cobá. Los escalones son escarpados y han sido carcomidos con el paso de los años.

El camino principal, lleva a los visitantes a Nohoch Mul, la pirámide más grande, y localizada a más de una milla (casi dos kilómetros). La caminata es interesante ya que en la ruta se encuentran varias steles, protegidas por pequeñas palapas, y mostrando el sitio exacto donde se han encontrado y también se pueden ver muchos más montículos que aun no han sido excavados. El camino también ofrece la oportunidad de observar la vida de la selva; las mariposas, los pájaros y los insectos abundan pero el camino es ancho y el follaje ha sido bien despejado.

La gran pirámide “Nohoch Mul” es de 136 pies de alto (42 m) colmando con su torre la selva. Los escalones están muy deteriorados en algunos lugares, pero subir la pirámide no es demasiado difícil. El descenso está más difícil, pero si sube quédese un rato arriba para admirar las excelentes vistas del paisaje, con millas de selva, lagos y una buena vista del sitio arqueológico en conjunto. El pequeño templo - agregado mucho más tarde - que corona la pirámide tiene dos pequeñas tallas sobre la puerta que se conocen como “Dios Divino”. Hay muchas teorías sobre el significado de estas curiosas tallas, que también se encuentran en Tulúm. También se han llamado “Dios de la abeja” o “Dios Bajando” y se han asociado al planeta de Venus.

Desde la pirámide de “Nohoch Mul” hay otro camino más pequeño que lleva al “Conjunto de las Pinturas,” donde fragmentos de color se pueden observar en algunos murales en las paredes de esta pirámide de cuatro niveles. De regreso, busque los restos del sacbé a lo largo del camino y explore los misterios de Cobá!

Muchas otras estructuras todavía se están excavando e incluso se están descubriendo, emergiendo debajo de esta selva de un crecimiento excesivo durante muchos años. Cobá también se beneficia del conocimiento profesional que se tiene hoy en día de la arquitectura y el estilo de vida maya; mientras que los expertos ensamblan cuidadosamente este sitio gigantesco.

La destrucción gratuita y los errores históricos que han estropeado otros sitios arqueológicos no se han repetido en Cobá, y se especula que una vez que esta restauración se termine la ciudad podrá rivalizar con los centros mayas más grandes.

Entre los grandes logros de la gente de Cobá están las altas pirámides, las prácticas agrícolas avanzadas (esenciales para alimentar más de 50.000 personas que se estiman haber vivido dentro de la ciudad), y la construcción de un sistema de caminos que ligara virtualmente el dominio entero. Estos caminos, o los sacbés, eran enormes ayudas al comercio y a la guerra misma.

A la entrada del sitio encontrará varios puestos vendiendo souvenires y refrigerios. No hay otros refrigerios disponibles dentro del sitio, así que abastézcase de agua y prepárese para caminar a través de la selva con unos buenos zapatos y un buen repelente para insectos.

Permítase por lo menos medio día para visitar las estructuras más importantes y trate de evitar las horas más calurosas del día. Aquí usted no encontrará muchedumbres, ya que Cobá no está en las rutas de los autobuses turísticos, y cualquier otro viajero que usted encuentra aquí, es porque tiene un interés mas profundo en la cultura maya. El sitio esta abierto de las 8:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. A la entrada hay baños públicos donde se cobra algo para utilizarlos y así poder mantenerlos limpios.

En una caminata a través de las ruinas en las tempranas horas de la mañana, se pueden ver una numerosa variedad de pájaros, de mariposas y de animales, incluso algunos monos ocasionales. Las grandes ceibas se entrelazan con la cantería antigua. Los sonidos de la selva crean una sinfonía entretenida. Es un placer el explorar el hermoso paisaje natural de Cobá.

Como Llegar:
Partiendo de la Ciudad de Cancún, por la carretera federal 180 Cancún – Chetumal y 128 Km. al sur de Cancún, está el poblado de Tulúm, desde allí se toma una desviación de 47 Km. que conduce hasta el poblado y a la zona arqueológica de Cobá.


 

Para precios, reservaciones y disponibilidad, por favor contacte con: visit@luxuriousmexico.com

 

       

ALOJAMIENTO
DESTINOS

Akumal Cancun
Coba Cozumel
Isla Holbox Isla Mujeres
Playa del Carmen Puerto Morelos
Riviera Maya Tulum
Xcaret Xel-Ha
  CIRCUITOS
FOTOS
Ç Quintana Roo, Coba, Archeological Zone, Arch at the Plaza in the Macanxoc group - Photo by German Murillo-Echavarria 0406
  Quintana Roo, Coba, Archeological Zone,
Arch at the Plaza in the Macanxoc group
Ç Quintana Roo, Coba, Archeological Zone, Temple the Church at the Macanxoc group - Photo by German Murillo-Echavarria 0406
  Quintana Roo, Coba, Archeological Zone,
Temple the Church at the Macanxoc group
Ç Quintana Roo, Coba, Archeological Zone, Pyramid of Nohoch Mul - Photo by German Murillo-Echavarria 0406
  Quintana Roo, Coba, Archeological Zone,
Pyramid of Nohoch Mul
Ç Quintana Roo, Coba, Archeological Zone, Temple of the Paintings 1 - Photo by German Murillo-Echavarria 0406
  Quintana Roo, Coba, Archeological Zone,
Temple of the Paintings
Ç Quintana Roo, Coba, Archeological Zone, Tricitaxis 1 - Photo by German Murillo-Echavarria 0406
  Quintana Roo, Coba, Archeological Zone, Tricitaxis

web analytics